Blogia
Leer y jugar

Bernardo y Pablo de caza (cuento)

Bernardo y Pablo fueron a cazar a la Chana. Después de tanto caminar por el monte no habían cazado nada. Pablo se dio cuenta de que a lo lejos había una caseta abandonada y se le ocurrió una idea: mirar por una ventana para ver si había liebres o conejos dentro de ella.

Estuvo un rato mirando y no vio nada, pero cuando quiso salir se dio cuenta de que no podía.

Pablo empezó a darle voces a Bernardo pidiendo auxilio, pero este no le oía porque se había ido a hacer sus necesidades debajo de una encina.

Cuando lo oyó, se apuró a limpiarse sus partes pero lo hizo con la primera piedra que encontró y se las hirió de arriba abajo.

Llegó donde estaba Pablo, lo intentó sacar y vio que era imposible, entonces le dijo:

- Voy a casa por el pico y la pala para hacer el agujero más grande.

- Date prisa - dijo Pablo.

-Te voya bajar los pantalones por si viene el lobo, que tiene la nariz muy fría. Le das patadas mientras llego yo.

Minutos después Bernardo le acercó una bola de nieve que había hecho, al culo de Pablo y éste del susto sacó la cabeza de inmediato.

Bernardo, que se había guardado le preguntó:

-¿Cómo has salido ta rápido?

- Vino el lobo, le pequé una atada y lo dejé medio muerto - respondió Pablo.

-Pues menos mal, porque yo, por el camino a casa tuve que luchar con un jabalí y mira como me dejó el culo - dijo Bernardo enseñándoselo.

 

[Recopilado por Marina Turrado Carbajo. 8 años Castrocalbón]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres